¿QUE ES EL ULTIMATE FRISBEE?

El Objetivo del juego

cancha Ultimate es un deporte de equipo MIXTO sin contacto y auto-arbitrado jugado con un disco volador (o Frisbee ™).

Dos equipos de siete jugadores compiten en un campo de juego de la misma longitud que un campo de fútbol, ​​pero más estrecho. En cada extremo del campo de juego hay una zona final (endzone). Cada equipo defiende una endzone.

La meta es avanzar pasándose el disco reglamentario (175 gramos), hasta conseguir pasar a un compañero en el área de meta (o endzone), marcando así un punto.

No se puede desplazar o correr con el disco en la mano, ni puede haber contacto físico entre jugadores. Si se cae el disco la posesión del frisbee cambia de equipo, el contrario para ello puede bloquear los pases agarrándolo en el aire o dejándolo caer al suelo.

El jugador con el disco se llama el lanzador. Es posible que el lanzador no funcione con el disco. En cambio, mueven el disco pasando a compañeros de equipo en cualquier dirección.

El equipo defensivo obtiene la posesión del disco si el tiro de un equipo ofensivo no es atrapado por un jugador del mismo equipo. Entonces el equipo defensivo se convierte en el equipo ofensivo y puede tratar de anotar en la zona de extremo opuesto.

Espiritu de Juego

Ultimate se basa en el Espíritu de Juego, que pone la responsabilidad del juego limpio en cada jugador. No hay árbitros; Los jugadores son los únicos responsables de seguir y hacer cumplir las reglas, incluso en el Campeonato del Mundo. El juego competitivo se anima, pero nunca a expensas del respeto entre los jugadores, la adherencia a las reglas, y la alegría básica del juego.

Espíritu del Juego es el comportamiento consciente practicado por jugadores de todo el mundo antes, durante y después de un juego. Abarca actitudes y habilidades tales como el buen conocimiento y la aplicación de las reglas, la imparcialidad, el juego seguro, y la conciencia espacial, la comunicación clara y tranquila, y la actitud positiva y respetuosa hacia sus compañeros de equipo, aficionados y opositores, en un esfuerzo mutuo para proteger La alegría básica del juego.